Que hacer para no perder los dientes con tu negocio

Cuando tenía 9 años de edad, perdí medio diente de uno de los frontales.

Un par de amigos y yo habíamos estado espiando a la chica que nos gustaba. Tocábamos el timbre de su departamento y luego nos escondíamos para observarla de lejos.

Eramos bastante ñoños debo decirlo. Nos contentábamos con ver a aquella niña tan guapa a la distancia, era para nosotros una satisfacción.

Pero también debo decir que no eramos nada listos, pues ese día repetimos la operación de tocar el timbre y escondernos como tres veces.

Cualquiera en su sano juicio, sabría que no iba a funcionar una cuarta vez, a menos que la persona fuera igual de lista que nosotros, lo que no fue el caso.

Esa cuarta vez, yo estaba detrás de mis amigos, cuando se acercaron a tocar el timbre. Ni bien habían llegado se abrió la puerta, salió una señora gritando e insultando.

Yo, sin saber que hacer me quede quieto unos instantes. Pensé en hacerme el que no sabía nada y simplemente saludaría a la señora, pero fuí víctima del pánico.

Comencé a correr. De pronto, sin darme cuenta, me acerqué a un escalón, tropecé y fui a dar directo al piso sin siquiera poder meter las manos, cayo primero mi cara y luego el resto de mi cuerpo.

Bueno, en realidad cayo primero mi diente. Sentí una sensación de frio y ardor en la boca, me levanté y seguí corriendo.

Cuando estuvimos lejos, uno de mis amigos comenzó a reirse de mi, fue cuando me di cuenta de que había perdido medio diente en toda la maniobra.

Por semanas, tuve problemas de sensibilidad en dicho diente y una autoestima dañada por haber arruinado mi sonrisa.

Puede que te parezca gracioso ahora, pero eso mismo le sucede a muchos negocios online. No me refiero a que pierdan un diente. Me refiero a que hacen las cosas con poco sentido común.

Cosas como escribir los textos de su sitio web hablando de sus años de experiencia o del equipo multidisciplinar de su empresa o de que su misión, visión y pasión es tu cliente.

Cosas que no dirían en una charla uno a uno con tu cliente, pero que por alguna razón las ponen en su web. Para parecer más profesional, para parecer que saben de lo que hablan, para parecerse a tu competencia.

Y es ahí donde tu negocio está perdiendo ventas. Puede que incluso muchas ventas.

PD: Si quieres saber cómo quitarle lo complicado a tu negocio y generar más ventas gracias al copywriting, suscríbete a la newsletter, cada día un nuevo consejo.

Please wait...

Thank you for signing up!