Consigue clientes y ventas enviando emails a tu lista de suscriptores

Si quieres saber cómo, apúntate a mi lista en la que envío un consejo cada día para vender con tus emails

La mayoría de los negocios que quieren implementar el email marketing como estrategia de ventas, buscan en Google o Youtube y encuentran cosas como:

  • Plantillas para tu secuencia de emails y landing page.
  • Personaliza tus emails y pregunta cómo estuvo su fin de semana, ya sabes para crear más conexión con tus suscriptores.
  • Diseña tus emails para que se vean profesionales, con logo, firma, iconos de redes sociales y fotos de gente saltando, eso no puede faltar.
  • No envíes tantos emails ni vendas desde el primero porque tus suscriptores se pueden molestar.

¿Pero sabes qué?

Son idioteces para incautos. No digo que no haya algún caso asilado en el que este tipo de trucos llegue a funcionar.

Como también funciona que compres la lotería y esperes a ser el afortunado entre millones en ganarla y hacerte rico (una oportunidad de 1 entre 100 mil).

No sé tú, pero dejar las ventas y el futuro de mi negocio en algo con tan poca probabilidad de éxito no me parece inteligente.

Lo único que harás será perder tiempo, esfuerzo y en algunos casos, dinero.

Ahora, hay una manera bastante más sensata de hacer email marketing para generar ventas con tu negocio, incluso si sientes que eso de escribir no se te da.

No se trata de ningún «método definitivo» o «truco» que conozcamos solo algunos pocos y que te voy a revelar porque soy un ser de luz y vengo a cambiarte la vida.

Se trata de saber dibujar en la mente de las personas. Y una vez que lo pones en práctica, vender es mucho más sencillo.

Si quieres saber cómo hacer esto, te suscribes a mi newsletter, con un solo clic. Luego recibes un email cada día con un consejo de copywriting e email marketing.

Si te deja de gustar, te das de baja igual con un solo clic.

¿Suena bien para ti? Entonces es aquí:

Puede que quieras conocerme un poco más, lo cual es bueno e inteligente de tu parte.

No vaya a ser que te caiga mal, así que es mejor saberlo antes de que te comprometas con tu email.

Puedes darle al botón del blog en donde encontrarás artículos que publico cada tanto.

O al otro botón, en el que te cuento una historia rara de cuando estuve en la cárcel.